Posibles problemas en los primeros días de un niño adoptado

Cuando esperamos la entrega de nuestro hijo adoptado, el encuentro es sin duda el mayor momento de emoción. Por eso debemos ir preparados para que el niño esté receloso o retraído. De todos modos, cada persona es un mundo, así que los padres deberán ir intuyendo cómo evoluciona la situación e ir probando un acercamiento hacia el niño. Debemos entender que es una aventura para el infante puesto que tiene que aprender todo desde el principio, las relaciones sociales, las normas, los límites, las conductas adecuadas etc.

Aquí os mostramos las reacciones esperables en los primeros momentos, como son:

1. Problemas de sueño, como dificultades para conciliar el sueño, pesadillas, terrores nocturnos, regresiones o incluso excesivas horas de sueño para su edad.

2. Aislamiento, que puede venir dado por el miedo al contacto social con otros niños o con los adultos.

3. Ansiedad a la separación, así como miedo al contacto físico, con rigidez, agresividad. Puede que surja una preferencia por uno de los padres o incluso que rechace a uno de ellos de forma activa.

4. Regresión de enuresis o encopresis, por ejemplo, que el niño vuelva a orinarse en la cama o se defeque encima.

5. Llantos difíciles de apaciguar, debemos tener paciencia y darle tiempo para que se adapte de la mejor forma siempre brindando nuestro apoyo y cariño.

6. Problemas con las comidas: Puede que surjan problemas para masticar o tragar alimentos sólidos, mucha ingesta o problemas para probar cosas nuevas o incluso que el niño se guarde la comida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s